Una historia para cada espacio: Tres instaladores de California Closets hablan de la importancia de la calidad, del compromiso y el cliente

Una historia para cada espacio:  Tres instaladores de California Closets  hablan de la importancia de la calidad, del compromiso y el cliente

Entre el tiempo necesario para diseñar un sistema personalizado y luego finalizarlo a la perfección y presentarlo hay una parte integral del proceso que vale la pena destacar: la instalación. Para California Closets, la experiencia excepcional del cliente es esencial y los instaladores Derrick Cole, Marvin Taylor y Jeremias Recinos, de San Francisco, se toman esta responsabilidad muy en serio. Siempre en las primeras líneas del control de calidad, integridad del diseño y servicio al cliente con cada instalación, ellos hablan de la complejidad que cada trabajo puede presentar y de lo que los motiva para producir, cada vez, los mejores resultados posibles.

A Story for Every Space

¿Qué es lo que más les gusta de su trabajo?

Derrick: Para mí, es la satisfacción inmediata de poder construir algo que la gente va a poder usar durante décadas y al mismo tiempo poder enseñar algo a otros instaladores. En California Closets somos un equipo y creo que juntos nos apoyamos para alcanzar el éxito.

Marvin: Cuando llegamos, a veces descubrimos que los clientes habían vivido rodeados de cajas o en situaciones temporales incómodas. Después de la instalación, me gusta ver que sienten que se pueden mudar del todo finalmente, que pueden guardar sus cosas y realmente sentirse en su casa.

Jeremias: Me encanta todo lo que tiene que ver con mi trabajo, pero lo más importante para mí es la satisfacción del cliente y ver que todo va según lo previsto.

¿Qué desafíos enfrentan durante su trabajo y cómo los solucionan?

Derrick: Hay desafíos que pueden surgir a diario pero es nuestra responsabilidad, como instaladores, estar preparados y anticipar los retos aun antes de salir para un trabajo. Yo suelo leer toda la información proporcionada por el asesor de diseño acerca del espacio y el diseño. Incluso cuando alguna medida no está del todo bien cuando llego a un trabajo, voy a encontrar una manera de solucionarlo y asegurar que el cliente obtenga el mejor resultado.

Marvin: Creo que uno de los mayores desafíos que enfrentamos cuando entramos a un espacio es que la mayoría de las casas no tiene líneas verticales perfectas y los pisos nunca son del todo planos y podría haber variaciones discrepancias entre los paneles eléctricos y los enchufes. Pero cada instalación es una experiencia de aprendizaje que nos servirá en nuestro próximo trabajo. La evaluación del espacio y el esfuerzo de encontrar una manera de lograr que el sistema funcione perfectamente — esa es nuestra oportunidad de brillar como instaladores.

Jeremias: Yo siempre trato de estar lo más preparado posible con toda la información y las herramientas correctas en el lugar porque soy el tipo de persona que detesta volver por algo. Quiero que el trabajo salga bien la primera vez.

A Story for Every Space

Los instaladores de California Closets de San Francisco se preparan para salir a hacer visitas de trabajo.

¿Qué cosa creen que la gente no conoce de lo que hacen ustedes a diario?

Jeremias: Para mí, sería lo importante que son los informes de los clientes acerca de nuestro trabajo y servicio.

Marvin: Quizás una cosa de que la gente no se da cuenta es que, a veces, ¡hay 77 escalones para llegar a un espacio! Y tenemos que llevar particiones de 96 pulgadas (2.44m) de alto, 1 pulgada (2.5cm) de grueso y 24 (60cm) pulgadas de ancho por esas escaleras y que podría ser necesario subir y bajarlas 35 veces. Hay mucha gente implicada en un proyecto antes que nos toque el turno a nosotros. Idealmente, el producto está listo y esperándonos en el carro, pero a veces hay problemas y tenemos que encontrarlos a tiempo. Tenemos que hacer el control de calidad. Además, este no es un trabajo típico de 9:00 a 5:00. Trabajamos hasta terminar un proyecto y hasta que el cliente esté satisfecho.

Derrick: Yo tengo mucho respeto por mis compañeros y si bien todos cometemos errores, creo realmente que no hay persona en el equipo de diseño o en el equipo de producción o de pre-producción que no desee el éxito de un trabajo.

¿Cómo se mantienen al tanto de todos los productos nuevos y las tendencias de diseño emergentes?

Marvin: Haciendo aprendemos. Una vez que tienes aprendido un sistema, todo se reduce a distintas configuraciones del sistema y a los diferentes desafíos de las irregularidades del espacio. Tengo que reconocer el mérito de nuestros asesores de diseño, es increíble cómo logran representar los diseños 3-D. Es increíble ver cómo se integra todo. La experiencia del cliente es esencial y ahí se origina la continuidad del negocio y las mejores recomendaciones personales. A donde sea que vaya, llevo puesta esta camiseta de California Closets y la gente se me acerca y me dice, “¡Ah, California Closets!”

Derrick: También tenemos la oportunidad de trabajar en los sistemas nuevos para las campañas publicitarias. Siempre es bueno ver en las revistas algo que hemos instalado nosotros mismos, nos hace sentir que hemos logrado algo.

A Story for Every Space

El trabajo de Marvin fue utilizado para ilustrar la campaña Antes y Después de 2016

Hablen de una vez que hayan hecho lo imposible para satisfacer a un cliente.

Derrick: Para un cliente tuve que limpiar cada pieza de material antes de llevarla a la casa porque su hijo tenía alergias extremas al maní. Conocíamos la situación antes de llegar al lugar y, teniendo hijos, no me puedo imaginar cómo sería tener un hijo que sufra de este tipo de alergia extrema, así que estaba dispuesto a asegurarme que haríamos todo lo posible para ser respetuosos y sensibles.

Marvin: Cada día es algo distinto. A veces trabajamos en cinco casas por semana y cada cliente tiene una preferencia a la cual te debes adaptar. ¡Eso es algo que no puedes programar!

Jeremias: Una vez hice un proyecto entero por mi cuenta sin ningún ayudante. Hago todo lo que se necesite para satisfacer al cliente.

Marvin: La mayoría de las veces es como armar un rompecabezas pero ese es el uniforme. Es nuestra responsabilidad afrontar variables y hacer el trabajo bien.

¡Lea más historias acerca de cómo transforman espacios nuestros instaladores!