Cómo Diseñar un Clóset de Niño-a-Adolescente

Cómo Diseñar un Clóset de Niño-a-Adolescente

El clóset de un niño es uno de los espacios más complicado para diseñar en tu hogar y uno de los más importantes. El espacio necesita almacenamiento funcional que sea fácil de utilizar tanto para adultos, como para niños. Al mismo tiempo, tu hijo tendrá necesidades cambiantes conforme se convierte en adolescente. Querrás pensar con antelación, de manera que este clóset pueda adaptarse conforme pasen los años — no es necesario remodelarlo o comprar muebles adicionales.

Para diseñar el clóset de un niño que soporte el paso del tiempo, te presentamos algunos consejos de expertos para este complejo espacio.

expert-advise-transition-kid-to-teen-image1

Crea accesibilidad: Una de las partes más importantes de diseñar el clóset de un niño es asegurarte de que tu hijo pueda alcanzar los objetos por sí mismo, especialmente cuando es hora de vestirse. Evita cajones que esconden las prendas y mejor segmenta el clóset con hileras de colgar altas y bajas. Coloca los objetos que quieras que tu hijo use todos los días en la parte inferior. Conforme tu hijo crece, puedes modificar el arreglo para que en la hilera superior se coloquen pantalones y en la inferior, camisetas.

Asegúrate de que haya un espacio específico para todo: Tener un espacio de almacenamiento destinado a juguetes, playeras y artículos escolares, asegura que tu hijo podrá colocar todo en su lugar cuando ha terminado de utilizarlo. Coloca etiquetas en los cestos y canastas indicando lo que contienen para asegurarte de que todo es fácil de hallar. Incluso los adolescentes (y los adultos también) valoran este tipo de organización.

expert-advise-transition-kid-to-teen-image2

Prepara a los niños para el éxito: Mantén las áreas de tareas y estudio sencillas; los niños en realidad sólo necesitan un lugar dónde sentarse, papel, plumas, lápices y quizá una computadora personal para estudiar. Dependiendo del tamaño de la habitación de tu hijo, incluso podrías integrar un escritorio al clóset que tu hijo podría utilizar a lo largo de su infancia y adolescencia. Para mantener este espacio sencillo, coloca los artículos escolares de uso diario (como mochilas) en un espacio destinado en la entrada o recibidor, no en la habitación.

Piensa en la tecnología: Quizá quieras integrar una estación de carga al sistema de clóset de un niño. Incluso si él o ella no tiene un iPad u otro dispositivo que requiera ser cargado, es muy probable que eso cambie al paso de los años. Una estación de tecnología destinada a cargar varios dispositivos puede también hacer que un adolescente se sienta más adulto.

Incluye a los adolescentes en un proceso sencillo de remodelación: Podrías optar por hacer algunos ajustes cosméticos al clóset de tu hijo cuando entre a la adolescencia. Cambiar una o dos puertas o cajones o incluso comprar nuevo herraje, es una forma muy económica de rediseñar el look general de la habitación. Estos cambios personalizados pueden dar a un adolescente un sentido de pertenencia en su espacio sin tener que romper la alcancía.

expert-advise-transition-kid-to-teen-image3

Adapta conforme sea necesario: Conforme tu hijo crece, él o ella podría comenzar a pedir más privacidad. Es importante ofrecer cajones y gabinetes para objetos personales para que tu hijo no sienta la necesidad de ocultar cosas por toda la habitación.