De la Cuna a la Universidad: 9 Consejos para Diseñar un Clóset que Crecerá con tu Hijo

De la Cuna a la Universidad: 9 Consejos para Diseñar un Clóset que Crecerá con tu Hijo

Un clóset a la medida es una inversión que puede durar toda una vida. Cuando se trata de clósets de niños, es particularmente importante diseñar un sistema que se pueda transformar al paso del tiempo, pues las necesidades de un niño cambian conforme crece de bebé a niño y a adolescente.

Para aprovechar al máximo el sistema de clóset de tu hijo, elige características que sean adaptables. Sigue los siguientes consejos para crear un sistema que alentará a tu hijo a mantener su habitación limpia, organizada y accesible.

Equipando el clóset del cuarto del bebé

Piensa a futuro con características ajustables
Planear a futuro un espacio te permite considerar cómo se ajustarán diversos sistemas a un área determinada. Un espacio abierto para un cambiador se puede convertir en un lugar para canastas metálicas y gabinetes para un niño pequeño, o en un escritorio cuando esté en la escuela. Un bebé o niño pequeño puede tener tres hileras de tubo para colgar, pues sus prendas son pequeñas. Cuando el niño crece, puedes quitar un tubo para acomodar prendas más grandes y crear más espacio para almacenar otros objetos.

blog-crib-to-cradle-image1

Mantente tan lejos de los cajones cerrados como sea posible
Los bebés tienen muchas cosas pequeñas, como calcetines, chupones (chupetes) y adornos para el pelo. Tener todos estos objetos en un cajón grande, puede crear mucho desorden. Además, no sabrás lo que tienes si todas estas cosas están fuera de la vista. Mantén a la vista los objetos de tu bebé con canastas que luego podrán utilizarse para juguetes y prendas.

Incluye cubos para objetos apilados
Un padre primerizo usará muchos pañales, telas para pañales y mamelucos (bodies). Mantén estos objetos cerca del cambiador, al alcance de la mano. Los cubos pueden utilizarse luego para guardar los juguetes.

La transición a los años de niño pequeño y más allá
Crea hileras de colgado

Utiliza el sistema de tres hileras que creaste en el cuarto del bebé conforme tu niño crece. Conforme los niños exploran su independencia y autosuficiencia, puedes comenzar a enseñarles cómo vestirse y mantener las cosas ordenadas. El secreto está en crear accesibilidad para objetos específicos. Por ejemplo, coloca las prendas que quieras que utilicen en la hilera inferior, luego guarda los atuendos para fechas especiales y otras prendas formales en la parte superior y fuera de su alcance.

Crea espacios para almacenar juguetes y libros
Algunas personas creen que los entrepaños (tablillas) son la elección ideal, pero para los niños, los contenedores son una mejor idea. Un niño puede vaciar el contenido en el suelo y jugar. Cuando termine, todo regresa al contenedor y el contenedor se guarda. Este procesa facilita que el niño comprenda cómo limpiar. Además, hace que limpiar sea más rápido para un niño o un padre.

Elige canastas, son mejores que los cajones
Cuando almacenas prendas en cajones, los niños frecuentemente estiran los bracitos y jalan todo, haciendo un desorden. Con las canastas, pueden ver fácilmente sus pijamas, playeras y otras prendas favoritas. Esto es particularmente útil cuando intentan encontrar una prenda preciada.

Adaptando el espacio para un adolescente
Permite que el espacio sea un reflejo de ellos

blog-crib-to-cradle-image1

Conforme la independencia de un niño crece, es importante que tenga una habitación cómoda y personal. Por ello, cuando inviertes en muebles y estantes para niños, es importante que su estética y funcionalidad puedan adaptarse. Cambiar los frentes de puertas y cajones, o reemplazar el herraje es una manera poco costosa de rediseñar el look completo de la habitación para que refleje la personalidad en desarrollo de un niño.

Ofréceles privacidad
Es importante colocar cajones y gabinetes como sitios para objetos personales. Los adolescentes necesitan privacidad cuando invitan a sus amigos a pasar el tiempo o hacer tarea.

Asegura funcionalidad
Los niños pequeños utilizarán su habitación principalmente como un área de juego, pero un adolescente podrá hacer su tarea, ver televisión, jugar videojuegos y trabajar en manualidades en su espacio. Para mantener el desorden al mínimo en su habitación, trabaja con él o ella para crear un espacio destinado para objetos importantes. Al adaptar el espacio para un adolescente, algunas preguntas qué hacer son: ¿dónde está la estación de carga? ¿dónde debería colocarse la mochila (morral)? Ayuda a tu adolescente a pensar en las cosas que le ayudarán a mantenerse organizado como adulto.